Al menos 947 menores de 23 años murieron asesinados entre enero y noviembre de 2014 en Honduras, lo que representa un aumento de 21 casos respecto a 2013 (926), informó la organización humanitaria Casa Alianza de Estados Unidos.

Las muertes violentas de niños y jóvenes se duplicaron en los últimos siete años de 49,3 mensuales en 1998 a 83,9 este año, indicó la organización que trabaja en el rescate de niños de la calle en países de Latinoamérica.

Los hechos ocurren “cuando el gobierno (del presidente Juan Orlando Hernández) anuncia éxitos en materia de seguridad con la militarización de la sociedad y la creación de fuerzas especiales que, más que vigilar y cuidar a la población, tienen como función la represión de la protesta social”, precisó Casa Alianza en un comunicado.

Casa Alianza exhortó al gobierno a “establecer una verdadera política pública de seguridad humana integral, revisando la actual estrategia de seguridad ciudadana de enfoque militarista”.

Además, pidió a las autoridades “una verdadera depuración del actual aparato de seguridad, en particular de los entes policiales y de fuerzas élites vinculadas al delito y el crimen organizado y, a su vez, fortalecer la policía y demás operadores de justicia del país”.

Fundada en 1972 como Covenant House en Nueva York, Casa Alianza es una organización privada no lucrativa que atiende a niños y jóvenes víctimas de abuso y de todo tipo de violencia. Posee oficinas en Canadá, México y Centroamérica.

Fuente: Radio América

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here