Una madre, identificada como Belkis Mendoza, de 32 años de edad, se deshizo de su hija minutos después de haberla traído al mundo tirándola en un pozo porque era de un hombre que no era su esposo.

El acto, condenado por la población, ocurió en el departamento de Olancho. Las autoridades policiales informaron que a la recién nacida la lanzaron a un pozo malacate de 10 metros de profundidad.

El hecho ocurrió el fin de semana en horas de la noche, cuando tras el alumbramiento decidió botar a la criatura en un pozo ubicado en un predio donde años atrás funcionó un aserradero.

Los restos de la bebé fueron encontrados luego de que unos niños que buscaban leña reportaran a las autoridades que del lugar emanaban olores nauseabundos, por lo que fueron a inspeccionar el área y descubrieron el crimen. Para rescatar el cuerpo de la bebé se solicitó el apoyo de los bomberos.

La madre fue detenida y según sus declaraciones, trató de ocultar a la bebita porque su esposo reside en Estados Unidos y la pequeña había sido concebida con otro hombre. La Fiscalía acusa a la mujer de parricidio y aborto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here