La Policía hizo otro millonario decomiso de pólvora en la capital, Tegucigalpa, Honduras.

Unidades especiales calculan que se trata de al menos un millón de lempiras en pólvora que esta vez no estarán en manos de los pequeños.