Por Luis Coello

En un potrero aledaño al bordo de El Limonar, San Pedro Sula, fueron encontrados cuatro caballos descuartizados.
La intención aparente es la de obtener la carne y quizá venderla. A las bestias les despojaron de sus cueros, así como de sus lomos.
Los vecinos del lugar lamentaron esta acción, porque los propietarios de los semovientes son personas pobres que necesitan de estas bestias para trabajar y llevar el sustento a sus familias.
Por otra parte, hay alarma en el sector salud, porque se desconoce el estado que se encontraban esos animales.
Un quinto caballo descuartizado fue encontrado en el solar del Ministerio Internacional Casa de mi Deleite. A este solo le cortaron dos piernas y se presume que por falta de tiempo no pudieron cortar su carne.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here