Cuando caminaba por la 4 calle de la colonia Aurora de San Pedro Sula, Kelvin Díaz fue sorprendido por sicarios que se transportaban en un vehículo y sin mediar palabras lo ultimaron.

Díaz se dirigía a su trabajo muy temprano, porque en Cable Color  era gestor de ventas, de 21 años, muy reconocido por sus compañeros. Se presumen que lo mataron para robarle ya que no le hallaron un maletín que portaba y un teléfono celular.

Foto cortesía Red Informativa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here