Lula da Silva declaró como acusado por primera vez en la causa Lava Jato: “Estoy sufriendo casi una masacre”

El juez prohibió fotografiar o filmar al acusado en la sala

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva empezó a declarar en Brasilia a las 10:10 hora local (13:10 GMT) como acusado por primera vez en el marco de la causa Lava Jato.

Se presentó frente a un juez señalado de intentar obstruir la acción de la Justicia en relación a la investigación de corrupción en Petrobras. “Tengo miedo de quedar detenido“, afirmó de acuerdo a lo que publica el periódico Estadao. “En los últimos años he estado sufriendo casi una masacre“, lamentó ante el magistrado.

Estoy aquí para responder a cualquier pregunta. Si usted quiere a un brasileño que quiera la verdad, ese soy yo“, dijo al inicio del interrogatorio.

Según publica Folha, Lula estaba nervioso durante su declaración. Cuando se le preguntó sobre su profesión, el ex mandatario respondió: “Tornero mecánico“.

Comenzó su discurso recordando la historia del Partido de los Trabajadores (PT) como partido político y los logros de su gobierno. “Me hiere profundamente la acusación de que el PT sería una organización criminal“, expresó.

Lula estuvo acompañado en todo momento por los abogados José Roberto Batochio, ex presidente nacional de la OAB (Orden de Abogados de Brasil), y Roberto Teixeira, Cristiano Zanin y Sigmaringa Seixas.

El juez prohibió fotografiar o filmar al acusado en la sala y en la habitación donde la prensa siguió el testimonio a través de dos monitores.

En su última aparición pública, este lunes, Lula ignoró la declaración que debía hacer este martes ante un juez y asistió a un congreso campesino con duras críticas al Gobierno de Michel Temer y casi en plan de “candidato“.

Ellos nunca van a gobernar para ustedes. Para ellos, incluir a los pobres, como hicimos nosotros, es gasto. Para nosotros siempre será inversión”, declaró Lula sobre los severos recortes del gasto público aplicados por Temer.

Ahora educación es gasto, salud es gasto, jubilación es gasto” y “todo eso es mentira“, declaró el ex presidente, quien hizo continuas alusiones a su gestión (2003-2010) y reforzó el mensaje de que “todo lo bueno que se vivió en Brasil puede volver a ocurrir“.

Lula se presentó ante unas 2.000 personas reunidas en un centro de convenciones para un congreso de la Confederación Nacional de Trabajadores de la Agricultura (Contag), cuyo presidente, Alberto Broch, le instó a postularse a la Presidencia.