Cinco trabajadores lanzaron a un burro vivo a la zona donde se encontraban un grupo de tigres hambrientos en el zoológico de Changzhou.

Todo quedó grabado en un video: un grupo de cinco cuidadores de tigres del zoológico chino de Changzhou lanzaron un burro vivo al lugar donde se encuentran los tigres para que se lo devoren. Y así fue: en menos de media hora se ve cómo el pobre animal intenta escapar de las garras y los colmillos de los tigres, pero es en vano. Los felinos logran su cometido y desangran al burro al que luego, terminaron saboreando.

Las impactantes imágenes se viralizaron en las redes sociales y provocó el repudio de los activistas y defensores de los derechos de los animales quienes denunciaron el acto cruel para con el burro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here