Habíamos visto a una diputada llevando a su bebé al Congreso, como Carolina Bescansa en España. También dando el pecho en el Parlamento, como la islandesa Unnur Bra Konradsdottir. Pero lo que no se había visto hasta ahora era a una senadora presentando una moción, dirigiéndose al resto de políticos, a la vez que daba de comer a su criatura. Y eso es lo que ha hecho Larissa Waters.

Esta senadora australiana fue llamada por la presidenta del Senado para explicar una moción mientras estaba amamantando a su hija Alia, de 3 meses de edad. En vez de interrumpir a su bebé o de pedir algo más de tiempo, esta representante de la región de Queensland decidió ponerse en pie y explicar su postura.

Con una servilleta tapándole parte del pecho y Alia alimentándose, la senadora habló sobre la enfermedad del pulmón negro, un trastorno que afecta sobre todo a los mineros que han inhalado polvo de carbón y que por ello se suelen jubilar muy jóvenes.

Con este gesto, Larissa Waters ha puesto en práctica su derecho de dar el pecho a su bebé, algo que desde el año pasado garantiza la Cámara Alta australiana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here