Una mujer abre su propio negocio cansada de ser rechazada por tener síndrome de Down

0
4

Collete Divitto se ha acostumbrado desde muy pequeña a superar dificultades. Y es que desgraciadamente nacer con síndrome de Down en nuestras sociedades supone enfrentarte a mayores desafíos y a la incomprensión de muchas personas que no son conscientes de los obstáculos que tienen que superar. Esta estadounidense bien sabe de ello y lo ha aprendido en sus propias carnes.

Collete siempre ha tenido muy buena mano para la repostería y la cocina, por lo que a los 22 años decidió buscar un empleo que le permitiese dedicarse a esta profesión en su Boston natal, pero la respuesta que encontró siempre fue la misma: No. Todos y cada uno de los propietarios de los establecimientos a los que solicitó trabajo la rechazaron por tener síndrome de Down.

“Muchas personas que me entrevistaron me dijeron que yo era muy guapa, pero que no era una buena opción para ellos. Fue muy doloroso y me sentí muy rechazada”, manifiesta la joven en una entrevista.

Consciente de que nadie parecía querer darle una oportunidad, la joven decidió coger la sartén por el mango y tomar ella misma la iniciativa. Con la ayuda de su madre y de su hermana, Divitto ha creado su propia panadería, que recibe el nombre de Collettey, y que está gozando de un enorme éxito tras aparecer la historia de la joven en los medios de comunicación.

Solo en el mes de diciembre ha tenido más de 10.000 pedidos y el negocio marcha viento en popa, por lo que la muchacha ahora puede contratar más personal que la ayude en el desarrollo de la panadería.

“Nunca os deis por vencidos. No dejéis que nadie os ponga tristes ni os haga sentir rechazados. Mantened vuestra motivación y perseguid vuestros sueños”, es el mensaje que lanza Collete para aquellos que tienen un sueño pero todavía no han podido llevarlo a cabo. Ella desde luego lo consiguió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here