Las estaciones incluyen algunos de los principales proveedores de contenido televisivo de Rusia, incluyendo el estatal Primer Canal y la trasmisora de programación en inglés RT.

Las autoridades en Kiev dicen que el contenido equivale a lo que denominaron una “agresión de Rusia” en su espacio mediático.

Sin embargo, grupos de derechos humanos cuestionan si limitar la libertad de los medios es la mejor manera de combatir información imprecisa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here