La tierra se abrió en Sonora, México, e ingenieros y académicos intentan establecer las causas de la enorme grieta.

La zanja que se extiende por más de un kilómetro de longitud, ocho metros de profundidad y tres de ancho, “partió” el suelo de la localidad de Suaqui en “La Candelaria”, comunidad situada en el municipio de Hermosillo.

La abertura fue divisada el 15 de agosto. De acuerdo con el diario Excelsior, la fisura inicia en una pequeña represa en construcción frente al campo agrícola “El Jojobal” y atraviesa un camino que comunica con la carretera 36 Norte.

Las autoridades descartaron fallas geológicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here