Papa Francisco recibió su auto eléctrico Opel Amera-e que contribuirá al objetivo de la Ciudad del Vaticano de convertirse en el primer país libre de CO2 en el mundo, gracias a las fuentes de energía renovables y la movilidad eléctrica.

El Opel Ampera-e, que en Estados Unidos y otras partes del mundo se vende como el Chevrolet Bolt EV, revolucionó la movilidad eléctrica en Europa desde su presentación mundial en el Auto Show Paris.

Con una autonomía de más de 500 kilómetros (la autonomía en conducción puramente eléctrica basada en el ciclo NEDC es superior a los 500 kilómetros, datos provisionales), 200 kilómetros más que los rivales de su segmento.

El presidente y consejero delegado de Opel, Dr. Karl-Thomas Neumann, se reunió con su Santidad el Papa Francisco en el marco de la conferencia Laudato Sì: la Sostenibilidad de la Comunicación e Innovación y le presentó las claves del nuevo Opel Ampera-e.

“Estamos orgullosos de que nosotros, como Opel, podamos contribuir a los ambiciosos objetivos de la Ciudad del Vaticano. Nuestro nuevo Ampera-e hará que la movilidad eléctrica sea factible para el uso diario sin ningún tipo de compromiso “, dijo el Dr. Neumann.

La conferencia, que reunió a representantes de instituciones, empresarios, expertos y líderes de opinión, abordó temas clave de sostenibilidad ambiental, incluyendo preguntas sobre la movilidad futura.

Durante la conferencia, el Vaticano, Opel y la energética italiana se comprometieron a trabajar en un programa de movilidad sostenible para la ciudad estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here