Cada año, alrededor de un millón de bebés en todo el mundo mueren de complicaciones debido a un parto prematuro.

Muchos de ellos podrían haberse salvado si hubieran tenido acceso a una incubadora. Pero este caro dispositivo, brilla por su ausencia en muchos países en desarrollo.

No obstante, un joven investigador británico ha encontrado una solución de bajo costo: la incubadora inflable.

“Se trata básicamente de una pieza aislante de aire. Esta es prácticamente la diferencia principal con una incubadora de cristal, pero también su ventaja, ya que por ser plástica es más fácil mantener el interior en un ambiente cálido y estable, la temperatura que necesita un bebé”, dijo James Roberts, de 23 años, y diseñador de esta incubadora inflable.

La pequeña caja de Roberts cuesta únicamente $400 dólares, en comparación con las incubadoras de hospital, que superan los $50 mil dólares.

Esta incubadora es plegable y una vez sin aire, se asemeja a una bolsa de viaje ordinaria. Se alimenta a través de una línea eléctrica regular, pero si hay un corte de energía, también se puede conectar a cualquier batería de carro.

Este joven británico ganó el Premio James Dyson que ofrece $47.000 dólares por su invención, que aunque continúa en desarrollo, podría en poco tiempo, estar salvando vidas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here