Rambo cayó por culpa de su novia. Edwar Marín Zapata era, desde setiembre del año pasado, el cabecilla de la banda narcoparamilitar Los Rastrojos que opera en el Valle del Cauca, al oeste de Colombia.

Según el director de la policía, el general Rodolfo Palomino, una de los selfies mostraba a su pareja junto a su escolta y en el fondo de la imagen se podía observar una cerca blanca que fue la pista que los condujo al delincuente.

En otra de las fotografías también se puede ver una ‘romántica composición’ elaborada por Edwar Marín con armas de largo alcance y balas, las cuales forman la frase ‘Te Amo’.

Entre los objetos incautados durante la intervención, se encontraron unos celulares de Marín Zapata, luego que la policía en conjunto con la DEA los analizara, encontraron mensajes en los que el delincuente ordenaba colocar artefactos explosivos con la única intención de “generarse placer por el sentimiento de causar horror”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here