Un pasajero de origen nigeriano que llegó a Madrid de Estambul el 18 de octubre murió desatendido por miedo a contagio de ébola, cuando en realidad se le habían roto paquetes de cocaína que transportaba en el estómago, según informó el sitio web de RT.

El hombre, que se encontraba en el aeropuerto Barajas, falleció el sábado tras permanecer cerca de 50 minutos desatendido en el suelo de la Terminal 1, informa ‘El Mundo’.

El pasajero, que llegó de Estambul a las 17:00 horas, se desplomó con temblores visibles y el personal activó la alerta de ébola.

En realidad, el pasajero sufría las consecuencias de la rotura de varias bolas de cocaína en el estómago.

El enfermo no fue trasladado dado que el aeropuerto esperaba que llegara un equipo especializado de enfermedades infecto-contagiosas.

Durante todo el tiempo, personal de salud del aeropuerto, que no podía tocar al paciente sin autorización, solo recibían instrucciones.

Finalmente, el hombre murió a las 18:55 antes de ser atendido en el hospital.

El aeropuerto suspendió el embarque del vuelo de las 18:50 que debía realizarse en el mismo avión en que había llegado el pasajero nigeriano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here