La participación de las Fuerzas Armadas de México en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz (OMP) se harán de forma gradual y bajo la autorización expresa del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), subrayó la cancillería.

La intervención del país en esas misiones, estará condicionada a la autorización expresa y un mandato claro del Consejo de Seguridad de la ONU, único órgano facultado para tomar decisiones para el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales.

Asimismo, al consentimiento expreso y la cooperación del Estado en donde se encuentra desplegada la misión de paz; y la realización de tareas de índole humanitaria.

Con el compromiso de México de reanudar su participación en las OMP, el país demuestra su firme compromiso con la paz y seguridad internacionales. Hace tres meses se dio un “paso histórico” cuando el presidente Enrique Peña Nieto hizo dicho anuncio.

En un comunicado divulgado por Notimex, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) refirió que el anuncio del mandatario mexicano, durante su intervención en el Segmento de Alto Nivel del Debate General del 69 Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la ONU, fue bien recibido por los Estados Miembros de la Organización.

También por su secretario general, Ban Ki-moon, quienes coincidieron en que la experiencia de México en materia de resolución de conflictos y asistencia humanitaria contribuirá a fortalecer la valiosa labor de las OMP en favor de la paz y seguridad internacionales.

Hay 16 misiones

En ese marco, Peña Nieto indicó que la participación del país en estas misiones estará apegada a los principios normativos de política exterior de México y conforme al marco jurídico nacional.

Además, el presidente refrendó el compromiso de México con los objetivos consagrados en la Carta de la ONU y con las OMP, instrumento multilateral con el que cuenta la comunidad internacional para ayudar a los países a superar conflictos y crear condiciones para una paz duradera.

En la actualidad, existen 16 misiones de paz desplegadas en cuatro continentes, y de acuerdo con la cancillería, el gobierno de México trabaja en la elaboración de una hoja de ruta sobre la participación en las OMP con base en las prioridades de política exterior.

De igual forma estudian las ventajas comparativas que las Fuerzas Armadas podrán proporcionar con su contribución y las necesidades de las Naciones Unidas.

Históricamente México ha participado en tres ocasiones en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU: en la misión de la ONU en los Balcanes de 1947 a 1950 y la segunda en el conflicto entre India y Pakistán en Cachemira en 1949, recordó la cancillería.

En ambas operaciones, México aportó observadores militares. Asimismo, en 1992, nuestro país contribuyó con 120 elementos policiales a la Misión de Paz en El Salvador (ONUSAL) de 1992 a 1993.
Más de 90 mil funcionarios

A su vez, la ONU en su página oficial, explica que el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz trabaja para crear las condiciones adecuadas para una paz duradera en un país desgarrado por un conflicto. Una operación de mantenimiento de la paz está integrada por personal civil, militar y policial.

Hasta el 31 de octubre de 2014, su fuerza de trabajo en el terreno estaba compuesta por 91 mil 335 soldados y observadores militares en servicio; 12 mil 326 miembros del personal de policía; cinco mil 271 funcionarios civiles internacionales (31 de agosto de 2014).

También por 11 mil 700 funcionarios civiles locales (31 de agosto de 2014); mil 826 voluntarios de las Naciones Unidas; y 128 países que aportan personal militar y policial. Las Naciones Unidas no tienen su propia fuerza militar, sino que dependen de las aportaciones de los Estados Miembros.

Además de mantener la paz y la seguridad, las fuerzas de paz se encargan de ayudar en los procesos políticos, la reforma de los sistemas judiciales, la capacitación de las fuerzas encargadas del cumplimiento de la ley y la policía, el desarme y la reintegración de ex combatientes, el apoyo al retorno de los desplazados internos y los refugiados.

“El éxito de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas nunca está garantizado, ya que los entornos en que se mueve son, casi por definición, los más difíciles desde el punto de vista físico y político.

Sin embargo, durante nuestros 60 años de existencia hemos edificado una trayectoria de éxitos comprobados, entre ellos, la obtención del Premio Nobel de la Paz”, puntualiza la ONU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here