El doctor estadounidense Kent Brantly, infectado con Ébola, envió un comunicado ayer por la tarde, el primero desde que fue traído a Estados Unidos desde África, donde trabajada para la organización humanitaria Samaritan’s Purse tratando a pacientes infectados con el virus en un hospital de Liberia.

Desde que llegó a EEUU el pasado 2 de agosto, Brantly ha estado aislado en el Hospital Emory University, donde recibe tratamiento.

“Estoy escribiendo este reporte desde mi habitación aislada en el Hospital Emory University, donde los doctores y enfermeras me están proveyendo el mejor cuidado posible. Estoy cada día más fuerte, y agradezco a Dios por su misericordia desde que fui contagiado con esta terrible enfermedad. También quiero dar mi mas profundo y sincero agradecimiento a todos ustedes que han estado orando por mi recuperación así como por Nancy y por la gente de Liberia en el Oeste de Africa”, escribió Brantly en el comunicado enviado a través de Samaritan’s Purse, de acuerdo a la cadena Fox News.

Su compañera Nancy Writebol, quien estaba trabajando con el grupo misionero SIM, también fue infectada con Ébola. Ella regresó a EEUU el martes pasado y también recibe tratamiento en el Emory University.

“Mi esposa Amber y yo, junto con nuestros dos hijos, no nos mudamos a Liberia con el propósito de combatir Ébola. Fuimos a Liberia porque creemos que Dios nos llamó a servirle a Él en el ELWA Hospital.”