Joven robada al nacer dice que siempre va a querer a la mujer que la secuestró

0
4

En un capítulo más, digno de una telenovela, nuevas revelaciones le aportan sal y pimienta a la historia de Kamiyah Mobley, la joven de 18 años que fue secuestrada pocas horas después de nacer.

En sus primeras declaraciones a la prensa, esta joven que ha vivido toda su vida en Carolina del Sur con el nombre de Alexis Manigo aseguró que no alberga sentimientos de rencor contra Gloria Williams, de 51 años, la mujer que la secuestró y que ahora se encuentra en prisión.

“La voy a querer toda la vida”, aseguró.

“Es todo lo que quiero que la gente sepa -declaró Mobley/Manigo en entrevista exclusiva con el programa Good Morning America-. “Ella fue una gran madre.”

“Entiendo que lo que hizo estuvo mal, pero no la encierren y tiren la llave”, imploró la muchacha. “Ella me amó y se preocupó por mí durante 18 años” -dijo. “Sólo quiero que la gente se dé cuenta de eso”.

“Yo tenía todo lo que necesitaba, todo lo que quería -prosiguió-, tenía sobre todo amor. No se le puede poner precio al amor que me dio”.

Según las propias palabras de Kamiyah Mobley, la atención que ha estado recibiendo por parte de los medios de prensa y de la población en general ha sido “abrumadora” y le cuesta trabajo procesar todo lo que ha pasado.

Aunque insistió en identificarse como “Alexis Manigo”, dijo que le parece bien que la gente la llame ahora por su nombre de nacimiento.

“Todo esto es mucho para mí, pero si me conoces por Alexis, sigue llamándome Alexis, si me conoces como Kamiyah, entonces puedes llamarme así. En realidad, me da igual. Es que ni siquiera pienso en eso, necesito tomármelo con calma”, dijo. “Y no tengo nada contra nadie.”

Sin embargo, mucho de lo narrado hasta ahora pudiera deshacerse si se comprueba que Manigo/Mobley ya sabía que no era hija de Gloria Williams desde hace ya dos aَños.

Según declaraciones de una amiga, la joven lo supo cuando fue a solicitar un trabajo. “Estaba molesta por eso”, declaró a PEOPLE Arika Williams, que durante mucho tiempo creyó que era media hermana de Mobley. “Incluso no fue a la escuela al día siguiente” de enterarse.

Al parecer, el restaurante local en el que Mobley quería trabajar le estaba exigiendo que presentara un certificado de nacimiento e información de su seguridad social, por lo que se lo pidió en varias ocasiones a su supuesta madre.

“Lexy no tenía esos documentos, entonces se los pidió a Gloria, pero no acababa de dárselos”, narra Arika. Tras tanta insistencia, al parecer Gloria Williams le confesó que ella había sido secuestrada.

Sin embargo, todavía hay muchas lagunas en esta historia: ¿Por qué se supo ahora del secuestro? ¿Qué le contó exactamente Williams a la joven? ¿Qué la impulsó a realizar el secuestro en el hospital de Florida?

A inicios de este mes que, después de haberle realizado unas pruebas de ADN, las autoridades comprobaron que la joven no era hija biológica de Williams, tras lo cual se le comunicó su verdadera identidad.

En su primera audiencia ante un juez en Jacksonville, Gloria Williams no se declaró culpable.

El letrado no fijó fianza por el cargo de secuestro, pero sí determinó una fianza de 503.000 dólares por la acusación de interferencia de custodia. La próxima aparición de Williams en la corte está programada para el 8 de febrero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here