El niño de cinco años con un tumor cerebral a quien los padres sacaron de un hospital británico contra la opinión de los médicos y lo llevaron a Francia, podría encontrarse ahora en España, anunció el sábado la policía británica.

Tenemos “informaciones que sugieren” que la familia King se encuentra “ahora en España”, concretamente en la región de Marbella (sur), “donde tiene fuertes vínculos”, subrayó la policía.

“La necesidad de encontrar a Ashya es vital. Seguimos sin saber si la familia King está en posesión de baterías adicionales para alimentar la máquina que da la comida” al niño “y si sabe utilizarla”, insistió el comisario adjunto Chris Shead.

Las autoridades francesas y británicas lanzaron el viernes un llamamiento para encontrar a Ashya e Interpol emitió una “alerta mundial” a los 190 países miembros de la organización policial internacional.

El niño estaba ingresado por un tumor cerebral en un hospital de Southampton (sur de Inglaterra). Sus padres, Testigos de Jehová, lo sacaron el jueves del hospital y se lo llevaron a Cherbourg, en el noroeste de Francia. Su vida corre peligro si no recibe su tratamiento.

Los Testigos de Jehová en Francia anunciaron el sábado haber pedido a sus miembros que señalen toda presencia de la pareja británica.

“Contactado por el consulado británico sobre el caso de Ashya King y de sus padres, la sede nacional de los Testigos de Jehová de Francia pidió a los ministerios del culto de todo el país señalar la presencia eventual de esta familia, en particular durante los servicios religiosos de este fin de semana”, afirmó la Oficina de Testigos de Jehová en un comunicado.

La vida del niño, que está en silla de ruedas y no puede comunicarse, depende de una sonda gástrica. Las autoridades dijeron el viernes que la batería de la máquina en principio debía “vaciarse durante el día”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here