Ya se volvió habitual que en diferentes campos de golf de Florida, Estados  Unidos, aparezcan grandes cocodrilos. Pero lo que ocurrió en el Seven Spings Golf Club pocas veces se vio.

Un cocodrilo irrumpió en medio del campo con un gigantesco pescado en su boca.

Norma Respess, oriunda de Tampa, caminaba por el “green” cuando de repente se topó con el reptil.

Rápidamente tomó su celular y captó el momento. “Esto es increíble, nunca he visto algo así ante antes”, se oye decir detrás de la cámara.

Junto a ella otro grupo de golfistas observan, atónitos, al cocodrilo.

“Me alegro de que hayas conseguido al pescado y no a mí”, dijo la mujer mientras el cocodrilo ingresaba al agua.

Respess publicó el video en su cuenta de Facebook, y rápidamente se viralizó a través de las redes sociales.