Dicen que la vida da muchas vueltas y esta historia es prueba de ello. Tracy Kiss tiene 27 años, es mamá dos hijos (Milicent, de 7 años, y Gabriele, de 2) y llevaba 5 años felizmente casada.

De pronto, su vida dio un giro cuando los médicos descubrieron que uno de sus implantes de seno estaba goteando silicona, por lo que era necesario operarla para retirarlos.

Lejos de apoyarla en esta difícil situación, el esposo de Tracy desapareció una semana después de que fue operada y se separó de ella.

Ante esta situación, la ahora madre soltera tenía dos caminos, tirarse a la depresión o vengarse.

Y claro, eligió la segunda opción, optando además, por una forma en la que su ex se molestaría más: Poniéndose más guapa.

Después de realizar una dieta estricta y mucho ejercicio, se dio cuenta que aún sin unos senos inmensos podía verse muy atractiva y abrió una cuenta de Instagram donde gracias a sus fotos sexys se convirtió en toda una sensación y ha ganado millones de seguidores.

Sin duda, el ex esposo que la abandonó debe estarse volviendo loco “al ver lo que dejó ir” y la duda de quién le toma las fotos debe estarle carcomiendo el alma.

Tomado de lapatilla

es_l_venganza_sx8

 

venganza_sx

venganza_sx3

venganza_sx4

venganza_sx5 venganza_sx6 venganza_sx7

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here