Una abuela de West Columbus, Ohio, enfrenta a las autoridades por colocar una foto de su nieta con la boca cubierta con cinta adhesiva.

Lo que para Jackie Sheaks pretendía ser una broma, nada de gracia le hizo a usuarios de la red que cuestionaron la publicación.

Poco después, agentes de la oficina del alguacil de la zona y personal de servicio a menores arribaron a la residencia para investigar. Sin embargo, no se ha informado de cargos contra la mujer.

“Pusimos un poco de cinta porque estábamos tratando de ser cómicos. Lo queríamos compartir con amigos porque todo el mundo que nos conoce sabe que jugamos así”, dijo Sheaks a WBNS.

“No somos gente horrible como nos quieren hacer ver”, agregó la abuela, quien especificó que la cinta sólo fue colocada para la foto.

Sheaks indicó que el revuelo les enseñó que lo que para una persona es cómico para otra no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here