La estadounidense Nina Pham, una de las dos enfermeras que atendió en un hospital de Dallas a un liberiano enfermo de ébola y contrajo el virus, superó la enfermedad y dejó este viernes el centro clínico de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en Maryland donde estaba internada.

En un comunicado, las autoridades del NIH indicaron que Pham, de 26 años, está “libre” del virus y poco después la enfermera abandonó el centro clínico, ubicado a las afueras de Washington, tras hacer unas breves declaraciones a los periodistas.

“Me siento afortunada y bendecida por poder estar aquí hoy”, declaró Pham, quien agregó que cree “en el poder de la oración” tras agradecer a todas las personas que rezaron por su curación.

Pham prevé regresar ahora a Dallas (Texas) y reunirse allí con su perro, Bentley, que fue puesto en cuarentena tras el contagio de su propietaria y ha dado negativo en las pruebas que se le han realizado.

Por su parte, el doctor Anthony Fauci, director del instituto de enfermedades infecciosas de los NIH, explicó a los periodistas que Pham no recibió ningún tratamiento experimental contra el ébola.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here