Ninguna festividad genera tanta controversia en la cultura pop estadunidense como Halloween.

¿El disfraz que está causando conmoción este año? Ébola: zombis con ébola, pacientes sangrientos con ébola, equipos ficticios de protección contra ébola.

Twitter y otras redes de socialización se encendieron en los días previos a la fiesta con charlas sobre trajes de protección contra materiales peligrosos y máscaras anti gas, publica The Associated Press.

¿Demasiado pronto? No, dijo la doctora asociada de Filadelfia Maria McKenna.

Una colega, una enfermera de Dallas de su misma edad, 26 años, fue diagnosticada con el virus mortal en Estados Unidos tras haber ayudado a cuidar de un hombre liberiano que murió en su hospital.

La idea de improvisar con la crisis para Halloween “definitivamente no me cae bien”, dijo McKenna, quien trabaja con pacientes postoperatorios en un hospital.

“Normalmente pienso que la ironía y el humor son graciosos, pero esto de los disfraces, ¿es gracioso realmente? Quiero decir, el ébola aún no está bajo control”, dijo en entrevista telefónica.

Guste o no, algunos vendedores de disfraces tienen trajes amarillos, guantes de goma y máscaras sobrantes de la locura por “Breaking Bad” del pasado Halloween. Algunos pronostican que los juerguistas los adaptarán en disfraces sobre ébola.

Halloween, que este año cae un viernes, seguramente será una buena temporada para muchos vendedores de disfraces, incluyendo Ricky’s en Nueva York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here