Expertos y personal de Yellowstone National Park, en Wyoming, evalúan la posibilidad de recuperar los restos de un dron que se estrelló en Grand Prismatic Spring, la fuente termal más grande de ese espacio natural.

La agencia Reuters informó ayer que el hecho se reportó el sábado. Según el reporte, el accidente fue provocado por un turista que, mientras intentaba tomar fotos de la atracción, perdió el control del vehículo aéreo no tripulado (VANT) que manejaba por radio control.

Las autoridades además investigan si el impacto afectó la característica geotérmica de la zona. El Grand Prismatic Spring mide 370 pies de diámetro y tiene más de 121 pies de profundidad.

“Lo que tenemos que determinar es si la presencia de esta nave recreativa controlada por radio representa una amenaza a este recurso tan único”, dijo ayer a la agencia, Al Nash, portavoz del lugar.

Cada vez más drones sobrevuelan parques nacionales de Estados Unidos para, supuestamente, detectar bisontes y navegantes. Pero también se usan para vigilar la frontera y en operaciones de rescate, además de para actividades comerciales.

A principios de este verano, una de estos vehículos cayó en una marina de Yellowstone Lake. Aproximadamente, tres millones de visitantes llegan anualmente a esta parque nacional en busca, principalmente, de las aguas termales, creadas naturalmente por bacterias y minerales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here