La cifra de víctimas de deslaves provocados por intensas lluvias en las afueras de la ciudad de Hiroshima asciende a 39 muertos y 51 desaparecidos, informó el jueves la policía japonesa. Mientras tanto seguían las tareas de búsqueda y rescate en el área devastada.

Los deslizamientos arrojaron tierra y lodo sobre zonas residenciales de por lo menos cinco valles en los suburbios occidentales de la ciudad el miércoles, donde aplastaron docenas de casas después de lluvias torrenciales.

De acuerdo con The Associated Press, la policía de Hiroshima confirmó la muerte de 39 personas y dijo que 51 seguían desaparecidas el jueves al mediodía. La agencia de bomberos y emergencias reportó 23 heridos, 13 de ellos de gravedad. Un policía, que habló con la condición de no ser identificado según la política oficial, dijo que cabía la posibilidad de alguna imprecisión en las cifras.

Unos dos mil 500 policías y militares buscaban a los desaparecidos en las áreas afectadas.

Las autoridades municipales de Hiroshima han suscitado críticas porque su aviso inicial de evacuación se produjo una hora después del primer deslave. Las autoridades dijeron que su reacción se vio demorada debido a que el deslizamiento de tierra fue fulminante en varios sitios.

Los deslaves son un riesgo constante en esta nación montañosa y superpoblada donde se construyen muchas casas en terrenos muy inclinados. Las lluvias torrenciales del miércoles al parecer provocaron deslizamientos en zonas de construcción reciente.

La geología de Hiroshima, que consiste en un suelo que retiene mucha agua, hace al terreno particularmente vulnerable a esos desastres, señalan los expertos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here