Un equipo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), EE.UU., ha descubierto cómo obtener con menores gastos y pérdida de energía agua potable. De acuerdo con el estudio publicado en la revista ’Nature Communications’, el secreto se encuentra en utilizar el grafito de los lápices en el interior de un filtro para evaporar el agua.

Cuando el equipo puso el grafito en el microondas durante siete segundos, su capa externa se expandió y explotó “exactamente como si fueran palomitas de maíz”, explicó el ingeniero del MIT Hadi Ghasemi a NPR. A través de la acción capilar, el agua llenó pequeños agujeros en el grafito. Los agujeros, a su vez, concentran la energía solar, evaporando rápidamente cualquier agua que se encuentre en ellos.

“Esto crea vapor de agua a una baja concentración de energía solar”, comenta el especialista. “Por tanto, no hacen falta sistemas ópticos caros para concentrar energía solar”, concluye Ghasemi.

La importancia del descubrimiento estriba no solo en que el proceso de evaporación desalinice y esterilice el agua, sino también en que con grafito puede hacerse de forma mucho más rápida, barata y eficiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here