Miles de personas, muchos de ellos acompañados por sus mascotas, celebraron el domingo en las calles de San José la entrada en vigor de una ley que establece multas y prisión para quienes dañen un animal.

Una marcha de personas y sus mascotas, la mayoría perros, pero también gatos y hasta un gallo, recorrió parte del Paseo Colón, una de las principales vías de la capital, y fue la antesala de la firma de la ley.

El mandatario, quien encabezó la marcha, estampó su firma en medio de aplausos y gritos de “sí se pudo, sí se pudo” por parte de los asistentes a la actividad, entre los que había activistas de organizaciones defensores por los derechos de los animales. El invitado especial y mariscal de la actividad fue el perro llamado Duke, quien ha sido el símbolo de la lucha contra el maltrato animal por sobrevivir a una brutal agresión que le dejó sin medio hocico.

“Hoy es un día muy especial para Costa Rica, es uno de esos días en que adquiere un gran significado aquello de que somos una sola familia nacional. Hemos traspasado un punto de ese discurrir hacia un mejor momento que se irá construyendo paso a paso con una ley que garantiza que se perfeccionen los mecanismos, que se mejoren las prácticas y que haya más hondura en la cultura de bienestar animal”, declaró el mandatario. La ley fue aprobada en mayo pasado de manera unánime por los diputados tras seis años de haber ingresado al Congreso mediante iniciativa popular, y tras numerosas modificaciones a su texto original, incluidos párrafos que habían sido señalados como inconstitucionales por la Sala Constitucional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here