La bicicleta, el vehículo más popular y económico comúnmente utilizado en casi todos los pueblos y ciudades de Venezuela, se convirtió en un artículo de lujo, al cual en la actualidad solo tienen acceso unos pocos privilegiados.

“Todo se debe a sus altos precios y que las ensambladoras producen menos debido a la falta de divisas para la importación de piezas y repuestos”, precisó Martín Bastardo, propietario de Ciclo Vías S.R.L., una tienda del ramo ubicada en el centro de Caracas.

En diálogo con Notimex, Bastardo, quien fuera ciclista profesional, destacó que una bicicleta nueva ensamblada en el país cuesta entre 12 mil bolívares (mil dólares) y 100 mil bolívares (ocho mil 333 dólares).

Cifras de la Cámara Venezolana de la Industria de la Bicicleta y Afines (Cavebici) muestran que en 2013 ensamblaron 160 mil unidades, cinco mil menos que el año anterior y 120 mil unidades por debajo de la producción de 2008, el mejor año que ha tenido está industria.

Bastardo señaló que el déficit de 54.0 por ciento en el mercado de bicicletas tampoco lo satisfacen las importadas, cuya oferta cayó en 60 por ciento por falta de inventario y por el retraso en la asignación de divisas”.

“Las bicicletas de alta gama, de paseo o competencia fabricadas con fibra de carbón, aluminio y titanio, materiales especiales muy livianos son aún más costosas. Su precio actualmente supera los 160 mil bolívares (13 mil 333 dólares), 50 por ciento más que en 2013”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here