Cazadores furtivos mataron alrededor de 100,000 elefantes en toda África entre 2010 y 2012, un aumento enorme de la mortandad de los mamíferos terrestres más grandes del mundo debido a un incremento de la demanda de marfil en China y otros países asiáticos, de acuerdo con un nuevo estudio divulgado el lunes.

Las advertencias sobre las matanzas de elefantes se escuchan desde hace años, pero el estudio es el primero que mide científicamente la cantidad de muertes de estos animales en todo el continente, de acuerdo con The Associated Press.

El método consistió en contar los fallecimientos en un parque estrechamente vigilado en Kenia y utilizar otros datos publicados para extrapolar las cifras al resto del continente.

El estudio -realizado por los principales especialistas del mundo en la materia- halló que la proporción de elefantes muertos ilegalmente ha aumentado del 25 % de todas las muertes de estos animales hace una década al 65 % en la actualidad. De mantenerse este porcentaje, significará la extinción de la especie.

La demanda creciente de marfil entre la clase media china está elevando el precio del producto en el mercado negro, y mucha gente pobre en África está “dispuesta a correr el riesgo penal de matar elefantes. Para mí la causalidad está clara”, dijo el autor principal del estudio, George Wittemyer, de la Universidad Estatal de Colorado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here