Las morsas del Pacífico que no pueden hallar hielo para descansar en aguas del Ártico han llegado a una playa del noroeste de Alaska en cifras récord.

Unas 35 mil morsas fueron fotografiadas el sábado a unos ocho kilómetros (cinco millas) al norte de Point Lay, de acuerdo con la Administración Nacional para el Océano y la Atmósfera (NOAA).

Point Lay es un poblado esquimal ubicado a mil 126 kilómetros (700 millas) al noroeste de Anchorage.

De acuerdo con The Associated Press, la congregación fue detectada durante la inspección anual de mamíferos marinos del Ártico realizada por la NOAA, dijo la portavoz Julie Speegle por correo electrónico.

Andrea Medeiros, portavoz del Servicio de Pesca y Vida Silvestre, dijo que las morsas fueron vistas por primera vez el 13 de septiembre, y que han estado entrando y saliendo de la costa. Los observadores vieron la semana pasada cerca de 50 cadáveres de morsas en la playa que pudieron haber muerto durante una estampida, y la agencia reunirá un equipo de necropsia para determinar la causa de la muerte.

“Van a ir a sacarlas de ahí la próxima semana”, dijo.

La congregación de morsas en la playa en un fenómeno que ha acompañado a la pérdida de las placas de hielo que flotan sobre los océanos durante el verano boreal a causa del calentamiento global.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here