Una mujer del oeste de Pensilvania fue acusada de agresión y otros delitos por comenzar a coserle la boca a su hijita y haberla obligado a comer arena para gatos, informó la policía.

Las autoridades acusaron a Rana L. Cooper, de 46 años, por lo que dijeron fue castigo excesivo y negligencia, incluyendo forzarla a raspar el interior de un inodoro y comerse lo que tenía en los dedos y no permitirle usar el baño ni comer hasta que ganara suficientes “puntos” limpiando la casa.

Cooper fue causada también de negligencia peligrosa y de poner en peligro el bienestar de la niña que ella y su esposo, Richard, adoptaron en 2008.

Las acusaciones de abusos físicos incluyen golpizas con un cepillo de cabello, escupitajos y estrangulaciones.
Comía pasta dental

El asunto se conoció en mayo, cuando las autoridades de bienestar infantil del condado de Washington investigaban una agresión sexual en la escuela de la niña.

El documento de arresto presentado con los cargos contra Cooper enlista otros abusos, como no dejar a la niña cenar con el resto de la familia, sentarse sobre la niña durante minutos, alimentarla a la fuerza hasta que vomitara, hacerla comer medio tubo de pasta dental y meterle un hisopo en la oreja tan profundamente que sangró.

“Si era hora de cenar y no había nadie más en la casa, la madre permitía que la niña comiera, pero la obligaba a meterse comida en la boca rápidamente”, escribió el policía Robert Copechal. “La madre entonces obligaba a la niña a decirle que se estaba comiendo a uno de sus hermanos”.
Se quedó mirando

La niña dijo a la policía que Richard Cooper, de 51 años, vio a su madre estrangulándola. Richard dijo a Rana Cooper que dejara de hacerlo, dijo la niña, pero como la mujer no hizo caso “él se quedó sin hacer nada, mirando”.

Rana Cooper admitió en una declaración escrita a la policía el mes pasado que le había sumergido la cabeza en el agua a su hija durante un lapso de entre tres y 10 segundos, dijeron las autoridades.

La niña fue retirada de la custodia de esa familia y ahora está bajo cuidado de otra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here