Los yihadistas del grupo egipcio Ansar Beit al Maqdis (Seguidores de la Casa de Jerusalén) han emitido un vídeo que muestra la decapitación de tres civiles y el atentado contra otro más, acusados de colaborar con la inteligencia israelí y el Ejército egipcio.

En un vídeo de más de 25 minutos publicado anoche en YouTube, cuya autenticidad no ha sido confirmada, cuatro personas reconocen haber participado en actividades de espionaje contra la organización y en beneficio de los servicios de inteligencia israelíes (Mosad) y del Ejército egipcio.

Los yihadistas volaron la casa de uno de los supuestos espías cuando se encontraba dentro su familia, incluidos sus hijos, según muestran los primeros minutos del vídeo.

Asimismo, al final de la cinta, se enseñan las cabezas de tres de los espías confesos expuestas, algunas sobre sus propios cuerpos, e intercaladas con imágenes del Muro de las Lamentaciones, en Jerusalén.

Los tres ejecutados trabajaron supuestamente para el Mosad, mientras que el cuarto habría colaborado con el Ejército egipcio.

En la grabación aparecen además los datos personales de los ciudadanos asesinados, así como sus confesiones (posiblemente forzadas) sobre las veces que se reunieron con oficiales del Mosad, el año en el que fueron reclutados o la cantidad que han cobrado a cambio de su trabajo.

Los ejecutados son Ahmed Iad, de 51 años; Suleiman Ali, de 25; Yihad Abunamus, de 24, y Aiech Lahsen, de 39 años, todos ellos procedentes de aldeas del Sinaí cercanas a la frontera con Israel.

También se pueden escuchar unas palabras del portavoz del grupo yihadista Estado Islámicos (EI), Abu Mohamed al Adnani, de mediados del pasado septiembre, con las que pide a sus seguidores de la península del Sinaí egipcio que luchen contra las fuerzas de seguridad de su país.

Este grupo juró lealtad al EI, que declaró un califato en Irak y Siria bajo su control mientras sigue luchando por conquistar mayor territorio donde aplicar una interpretación radical de la ley islámica.

Se trata de la segunda grabación que emite el grupo extremista egipcio en el que muestra la decapitación de civiles acusados de colaborar con Israel, después de la que publicó el pasado 28 de agosto y en la que se muestra el asesinato de cuatro personas.

El grupo yihadista reivindicó múltiples atentados terroristas contra centenares de policías y miembros del Ejército egipcio en el último año y mostró su apoyo a la organización de los Hermanos Musulmanes después de la destitución militar en julio de 2013 del entonces presidente islamista, Mohamed Mursi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here