El flujo de niños migrantes no acompañados a través de territorio mexicano, la mayoría de ellos centroamericanos, aumentó en forma drástica a juzgar por el incremento en la cifra de niños retenidos por las autoridades locales.

Sólo en los primeros ocho meses de este año fueron presentados ante el Instituto Nacional de Migración (INM) 15,958 niños que carecían de documentos para estar en territorio mexicano, según un reporte oficial divulgado por Ansa Latina.

El informe, de la Unidad de Política Migratoria de la Segob, revela que la cantidad es muy superior a los 5,958 infantes retenidos en el mismo período del año pasado y supera en 62 % la cifra de todo el año pasado (9,727).

Los expertos estiman que mientras las condiciones que provocan el flujo migratorio permanezcan será imposible frenar la oleada de niños sin documentación que se dirigen hacia Estados Unidos.

Según las cifras oficiales, mientras entre enero y agosto del 2013 eran detenidos 26 niños migrantes cada día, ahora el número se eleva a 65.

Los especialistas consideran que la ola migratoria de miles de niños provenientes de América Central, pero sobre todo del llamado Triángulo del Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador), se debe a la necesidad de escapar de la pobreza, la violencia y la inseguridad.

La situación fue calificada como una verdadera “emergencia humanitaria” por organismos internacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here