El inminente ingreso en México del chikungunya o “virus del dolor” alertó a las autoridades de salud que esperan la llegada de este mal a través de los estados del sudeste, luego de aparecer los primeros casos en Honduras.

De acuerdo con el sitio web ansa.it, la enfermedad es transmitida, al igual que el dengue, por el mosquito Aedes aegypti y por el Aedes albopictus y se caracteriza por fiebre y dolores severos en las articulaciones, los músculos y la cabeza, así como náusea y fatiga, entre otras cosas.

El director del Instituto Nacional de Salud Pública, Mauricio Hernández, dijo que “la puerta de entrada” de esta epidemia “es el sureste”.

“Hasta ahora es lo que se ve por el tránsito migratorio y la movilidad de las personas. Se espera que entre por el sureste, porque ya casi todo el país es endémico para dengue”, afirmó Hernández.

El funcionario pidió a las autoridades de Chiapas, fronterizo con Guatemala, “estar preparado para intensificar las acciones contra el vector del dengue” porque al mismo tiempo se podrá impedir la llegada del chikungunya.

El virus rara vez provoca la muerte pero el dolor puede durar meses o años e incluso puede causar incapacidad, sin que haya actualmente medicamentos específicos para tratarla enfermedad.

El mal se ha diseminado desde Asia, África y El Caribe, lo que preocupa a México por su “inminente llegada”.