Unas 80 mil personas han firmado hasta hoy una petición en apoyo a la demanda del presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, John Boehner, contra el presidente Barack Obama por el supuesto uso abusivo de sus facultades ejecutivas.

La campaña de peticiones, promovida por el Partido Republicano, acusó al mandatario de “ignorar la ley” y hacer una aplicación selectiva del Estado de derecho.

Obama “abusa repetidamente de sus poderes ejecutivos para crear nuevas leyes y eso es inconstitucional. Esta ‘presidencia Imperial’ será detenida en los tribunales y el día de las elecciones”, indicó la petición.

El viernes, Boehner presentó una demanda contra Obama por la decisión presidencial de enmendar de manera unilateral la Ley de Salud Asequible (ACA), en vigor desde 2010.

La ACA, conocida como Obamacare, no ha sido aplicada plenamente toda vez que el presidente retrasó la implementación de la obligación de las empresas a dar cobertura médica a sus empleados.

La demanda fue presentada en la Corte de Distrito de Washington, DC, cuatro meses después que la Cámara de Representantes autorizó al líder republicano a proceder contra el presidente.

Organizaciones y personas de orientación conservadora han buscado descarrilar la ACA, considerada “la joya de la corona” de los logros legislativos de la presidencia de Obama.

En 2012 la legislación sobrevivió, sin embargo su mayor reto fue cuando la Suprema Corte de Justicia determinó como constitucional el llamado “mandato individual”, que obligó a los estadunidenses a contar con cobertura médica o enfrentar sanciones a partir de 2014.

Pero, el máximo tribunal aceptó examinar una demanda que acusa a la ACA de incluir subsidios federales para millones de familias estadunidenses que se encuentra por debajo de la línea oficial de la pobreza.

La demanda “King vs Burwell” argumentó que la legislación es inconstitucional porque sus beneficios no deben estar disponibles para los ciudadanos que residen en 36 estados que decidieron no crear sus propios mercados de seguro y en cambio usan los planes federales.

Aunque sólo 14 estados del país implementaron sus propios esquemas de pólizas de salud, el Servicio Interno de Rentas (IRS) hizo extensivos los subsidios a todos las entidades del país.

Se estima que unos cinco millones de ciudadanos y residentes permanentes reciben algún tipo de ayuda económica federal para solventar el pago de sus pólizas médicas, pero la cifra podría aumentar en los próximos años si la legislación es mantenida intacta.

La demanda fue desestimada en julio pasado por la Corte de Apelaciones del Cuarto Distrito, pero un tribunal separado del Distrito de Columbia emitió un dictamen favorable a los quejosos.

Si la Corte Suprema falla a favor de los quejosos, millones de estadunidenses que residen en 36 estados podrían dejar de recibir los subsidios, lo que pondría en entredicho la viabilidad de la ley a nivel nacional, según expertos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here