Uno de los pilotos se negó a abrir la puerta de la cabina al comandante

0
1

A medida que se conocen nuevos datos del audio de la caja negra del avión siniestrado de Germanwings, las incógnitas respecto a la causa del accidente se multiplican. Uno de los oficiales militares al cargo de la investigación explica que, por causas que se desconocen, uno de los pilotos del avión quedó atrapado fuera de la cabina.

Según este oficial ha explicado al New York Times, la grabación de audio del vuelo prueba que, por causas que aún se desconocen, uno de los pilotos salió de la cabina pero, al regresar, no pudo volver a entrar en ella. Este investigador, que ha preferido permanecer en el anonimato, explica que la primera parte del vuelo de Barcelona a Dusseldorf solo se escucha una conversación muy suave y tranquila entre los pilotos. Después, uno de ellos abandonó la cabina y quedó atrapado fuera.

“Se puede oír como el piloto que queda fuera llama suavemente a la puerta y no hay respuesta. Entonces comienza a llamar más fuerte. pero no obtiene respuesta en ningún momento. Después se puede oir claramente como trata de echar la puerta abajo. No sabemos por qué el piloto abandonó la cabina, pero lo que es seguro es que, al final de la grabación, el otro piloto estaba solo y no abrió la puerta”.

La situación previa al accidente es muy inusual. Un piloto entrenado no llamaría a la puerta golpeándola ya que, de hecho, existe un interfono para este fin. Por otra parte, y según los procedimientos estándar de Airbus, la puerta de la cabina de los aviones tiene varias formas de apertura, entre ellas un procedimiento de emergencia que permite a otros miembros de la tripulación abrir la puerta tecleando una contraseña en un panel si, por el motivo que sea, no obtienen respuesta desde dentro de la cabina o sospechan que los pilotos están incapacitados.

La grabación de momento tampoco explica por qué el avión fue perdiendo altura gradualmente desde 11.000 metros. La bajada era completamente inusual, pero se realizó con la suficiente suavidad como para que no haya que sospechar un fallo grave de los motores. En ningún momento de este descenso los pilotos comunicaron una emergencia o se pusieron en contacto con el control de tráfico aéreo. Cuando el avión se estrelló, lo hizo a tanta velocidad que quedó completamente pulverizado.

Otro caso
Este caso nos remonta a un accidente ocurrido en 1999. cuando un avión de Egypt Air que volaba rumbo a Nueva York procedente de El Cairo, Egipto, cayó en picada en algún lugar del Oceáno Atlántico.

Egipto solicitó a Estados Unidos que se hiciera cargo de la investigación del caso en el que murieron 217 personas, y tras varios análisis de las cajas negras se llegó a la conclusión de que el copiloto había provocado el accidente a propósito, según reportó el diario El Confidencial. Lo que nunca se llegó a determinar fue el motivo para ello.

Sin embargo, todo apunta a una venganza como causa del incidente. Según las averiguaciones estadounidenses, el copiloto Gamil el-Battouti fue reprendido por un ejecutivo de la aerolínea –que iba como pasajero– por una conducta sexual inapropiada.

El piloto Hatem Rushd del Boeing 767 advirtió así a Gamil que ése sería su último vuelo. El copiloto le respondió: “Éste será el último vuelo también para usted”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here