Una mujer india mata a sus tres hijas desesperada por tener un varón

0
3

La desesperación por no concebir varones ha conducido a una madre india a tomar la peor decisión de todas. Radha Devi, de 27 años, asesinó a sus tres hijas menores de edad y trató de suicidarse después en el sur de Delhi, capital de India, según la policía.

Las pequeñas tenían ocho meses, tres y ocho años cuando su madre supuestamente decidió estrangularlas e intentó más tarde ahorcarse de un árbol. Fueron viandantes quienes, en la noche del lunes, dieron la alerta al ver a la mujer colgando del árbol mientras los cuerpos de las niñas yacían en el suelo.

“Radha Devi había llamado a su marido Raju Singh antes de cometer el crimen y le informó de sus intenciones”, dijo un funcionario policial citado por la agencia IANS. Cuando llegó Singh, que se encontraba trabajando, ya era demasiado tarde para las niñas.

La mujer fue trasladada a un centro médico de urgencias y, según la prensa local, se está sometiendo ya a tratamiento en el Hospital Safdarjung, en el sur de la ciudad.

De acuerdo a las autoridades, la joven llevaba meses en un estado de ansiedad que se agravó tras el nacimiento de su última hija. Los vecinos le dijeron a la policía que quería tener un niño fuera como fuese. Ahora la investigación trata de aclarar si estaba sufriendo algún tipo de presión familiar de sus padres, suegros o de su marido para que concibiese un hijo.

Gran parte de la sociedad india prefiere tener niños que niñas. Ellas deben pagar en el futuro la dote matrimonial a la familia del novio, lo que supone una gran inversión que en muchas ocasiones es difícil de afrontar. Además, tras la boda, la vida de la mujer se desarrolla en el hogar de su marido, por lo que ella no puede atender a sus padres en su vejez, como marca la tradición india para los descendientes. A estas razones hay que añadir el cúmulo de supersticiones tan extendidas en el país de las mil creencias y religiones. Por todo ello, durante la infancia, los niños suelen ser mejor educados, tratados y alimentados que las niñas.

Esta preferencia de género lleva también a la práctica ilegal de abortos selectivos, lo que se conoce como feticidios femeninos, algo que el gobierno trató de reducir modificando las leyes en 1994 para impedir que los padres conociesen el sexo del bebé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here