Un avión de la compañía surcoreana Asiana Airlines se estrelló ayer durante un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto internacional de San Francisco, California, y terminó incendiándose en la pista, lo que obligó a los pasajeros a abandonar la nave en toboganes inflables de emergencia. El accidente causó la muerte de dos personas y heridas a 61, según los medios estadounidenses. Alrededor de 12 de ellos se encuentran en grave estado. La mayoría sufrió quemaduras de distinto tipo.

El Boeing 777 procedía de Seúl y llevaba 292 pasajeros y 16 tripulantes. La Autoridad Federal de Aviación (FAA) explicó que la aeronave se accidentó al tocar tierra. Al parecer golpeó la pista con la cola, que luego se desprendió, y comenzó el incendio. Imágenes de televisión de medios estadounidenses mostraban al avión envuelto en una nube de humo.

Inmediatamente acudieron los equipos de rescate con ambulancias y camiones de bomberos, que cubrieron la nave con espuma blanca. Mientras tanto, los pasajeros y la tripulación descendieron a través de toboganes de emergencia. El avión quedó con casi la totalidad del techo y gran parte del fuselaje calcinados por el fuego.

“Acabo de aterrizar de emergencia en SFO.

Se salió la cola. La mayoría parece estar bien. Yo estoy bien. Surrealista ”, escribió en Twitter David Eun, un ejecutivo de la firma Samsung que viajaba en el vuelo de Korean Asiana Airlines. Otro testigo, Stepehn Dear, explicó a ABC News que “la nariz del avión estaba más elevada de lo normal para un aparato en fase de aterrizaje. Se fue acercando cada vez más y vi cómo la cola tocaba el piso”.

Jennifer Sorgen presenció el aterrizaje desde el aeropuerto. “Lo vimos golpear, la cola se separó casi instantáneamente tras pegar con el final de la pista.

Aterrizó casi de panza ”, contó. Y agregó: “No hubo una gran explosión, pero definitivamente mucho fuego y humo”.

Anthony Castorani, otro testigo citado por la CNN, señaló que estaba viendo aterrizar aviones desde su cuarto de hotel en el aeropuerto cuando vio a la aeronave de Asiana Airlines llegar en lo que parecía un aterrizaje de rutina. “En el momento que aterrizó había una larga columna de humo blanco, s e escuchó una explosión y luego de inmediato se vio una gran y breve bola de fuego salir de debajo del avión. El avión comenzó a dar una voltereta y se pudo ver que la cola se desprendía de inmediato del avión”.

Aún no está claro el desperfecto de la aeronave que obligó al piloto a requerir un aterrizaje de emergencia. Se sospecha que después de volar más de 10 horas desde la capital de Corea del Sur el vuelo 214 pudo haber sufrido algún problema técnico, ya que las condiciones climáticas eran óptimas. Según el Servicio Meteorológico estadounidense, había pocas nubes en el área a la hora del accidente, la temperatura rondaba los 32 grados centígrados y los vientos apenas llegaban a los 8 km por hora.

De acuerdo a la compañía aérea surcoreana, había recibido el Boeing accidentado en 2006, y se encontraba en buen estado. Cuenta con 12 aviones de este tipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here