Últimas palabras del hispano ejecutado: “Espero que esto ayude a la familia de la víctima”

0
1

Es un caso extremadamente atípico para un Estado como Texas, que tan sólo en 2014 ejecutó a 11 personas, el número más alto en el país.

Daniel López falleció este miércoles tras recibir la inyección letal y lo hizo después de múltiples intentos por acelerar el desenlace.

La mayoría de quienes caen en el pabellón de la muerte en Huntsville, Texas, lo hacen pidiendo clemencia, alegando justicia y tras un promedio de entre 15 y 20 años, en las cortes, luego de agotar todos los recursos posibles para salvar sus vidas.

Pero López fue la excepción. “Acepto mi castigo, no lo hice a propósito, maté a un policía porque estaba tratando de escapar, no fue intencional pero me siento responsable, es por eso que estoy listo para irme”, dijo en una reciente entrevista.

Es un caso extremadamente atípico para un Estado como Texas, que tan sólo en 2014 ejecutó a 11 personas, el número más alto en el país. Daniel López falleció este miércoles tras recibir la inyección letal y lo hizo después de múltiples intentos por acelerar el desenlace.

La mayoría de quienes caen en el pabellón de la muerte en Huntsville, Texas, lo hacen pidiendo clemencia, alegando justicia y tras un promedio de entre 15 y 20 años, en las cortes, luego de agotar todos los recursos posibles para salvar sus vidas.

Pero López fue la excepción. “Acepto mi castigo, no lo hice a propósito, maté a un policía porque estaba tratando de escapar, no fue intencional pero me siento responsable, es por eso que estoy listo para irme”, dijo en una reciente entrevista.

Sus últimas palabras fueron: “Espero que esta ejecución ayude a mi familia y también a la familia de la víctima. Lo siento por haberlos hecho pasar a todos por esto, lo siento. Espero que nos encontremos en el cielo”. Y así el joven cumplió su deseo de morir escuchando el himno ‘amazing grace’ entonado por sus familiares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here