Corea del Norte acusó al gobierno de Estados Unidos de estar detrás de la producción de la película The Interview y, en un mensaje publicado en medios estatales, advirtió que “ciudadelas” serán atacadas.

El régimen norcoreano niega haber participado en el hackeo a la empresa Sony, a raíz del cual se canceló el estreno de la cinta, y afirma que Barack Obama está llamando a un “contraataque simétrico”.

“El DPRK (partido de Corea del Norte) ya ha lanzado el contraataque más duro. Nada más equivocado que suponer que solo habría un ataque contra una compañía fílmica. Nuestro blanco son todas las ciudadelas de los imperialistas Estados Unidos, que se han ganado la más agria ira de parte de los coreanos”, señala un reporte de la agencia estatal KCNA.

“Nuestro más duro contraataque será contra la Casa Blanca, el Pentágono y todo el territorio estadounidense, el pozo del terrorismo”, indica el mensaje, el cual agrega que todos los “luchadores por la justicia”, incluyendo a Guardianes de la Paz —el grupo que se adjudicó el hackeo a Sony—, “están afilando bayonetas no solo en el territorio de Estados Unidos sino en otras partes del mundo”.

El viernes, el FBI señaló a Corea del Norte como responsable del hackeoen los sistemas de Sony.

Esta acción ha sido descalificada por Obama, quien la describe como “un acto de cibervandalismo”, no de guerra.

Dentro de su mensaje, los líderes norcoreanos insisten en que tienen “clara evidencia de que el gobierno de Estados Unidos estuvo profundamente involucrado en la producción de una película tan deshonesta y reaccionaria”.

The Interview es una comedia sobre un plan para asesinar al líder de Corea del Norte, Kim Jong Un.
En una entrevista con CNN el viernes, el presidente de Sony Entertainment, Michael Lynton, dijo que el estudio no se ha rendido a la presión de los hackers y que seguirá considerando formas de distribuir la película.

Sin embargo, esta versión se contrapone a la que Sony dio a conocer en principio, la noche del miércoles, cuando un portavoz de la empresa señaló que no hay planes para volver a lanzarla.