Turquía frena a tiros la entrada de miles de refugiados que huyen del Estado Islámico

0
2

La organización internacional Human Rights Watch denunció que las autoridades turcas mantienen la frontera con Siria cerrada y las patrullas incluso atacan a los desplazados sirios que se acercan a la valla.

“Turquía debería dejar de disparar a los civiles sirios que huyen de los combates y permitirles de inmediato cruzar la frontera”, exige la ONG en un comunicado emitido hoy.

En los últimos dos días, al menos 30.000 civiles han huido de sus viviendas o de los campamentos de desplazados al norte de Alepo, a causa de los renovados combates entre el grupo terrorista del Estado Islámico y otros grupos armados de la zona.

Según los testimonios de sirios y cooperantes que residen en la zona, los avances yihadistas el miércoles y jueves pasado han motivado la huida de la mitad de las 60.000 personas que viven en diez campamentos al este de la ciudad de Azaz, señala HRW.

Tres campamentos, Ikdah, Haramein y Sham, que albergaban a unas 24.000 personas, se han vaciado completamente y sus residentes buscan refugio cerca de la frontera turca. Un residente del campamento de Ikdah relató a HRW que el jueves los milicianos del ISIS exhortaron con megáfono a los residentes a evacuar el lugar y a trasladarse a las zonas bajo dominio de la milicia, pero la mayoría prefirió huir hacia la frontera con Turquía, donde fueron recibidos con disparos por los guardias turcos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here