Un tren descarriló este miércoles entre las localidades suizas de Coire y Saint Moritz (cantón de Grisones) debido a un deslizamiento de tierra, varias personas resultaron heridas según informes de la Policía. Este hecho ocurre tres días después de otro accidente entre un tren y un minibus en el cantón de Nidwald, en el que murieron tres personas y otras cinco quedaron heridas.

El tren transportaba unas 200 personas al momento del accidente, ocurrido cuando chocó contra un montículo de tierra que se había deslizado desde las montañas laterales a causa de la lluvia.

En el accidente en los Grisones, un vagón del tren salió de las vías tras chocar contra un montículo de tierra que se había deslizado desde las montañas laterales a causa de la lluvia.

El impacto provocó que se descarrilaran tres vagones, uno de los cuales quedó pendiendo al borde de un abismo, pero los pasajeros pudieron evitar su caída desplazándose a la parte posterior del vehículo para hacer contrapeso, dijeron testigos al diario ’20 Minutes’.

La configuración geográfica del lugar hace que sea de difícil acceso, según fuentes de la policía local. Por el momento, el tránsito por esa línea ferroviaria ha quedado interrumpida y se han enviado cuatro helicópteros de socorro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here