Los integrantes de un cuerpo de elite del Departamento de Bomberos de Prescott, murieron cuando intentaban apagar un incendio en Arizona, en la peor tragedia forestal registrada en 30 años en los Estados Unidos.

Los bomberos fueron alcanzados por las llamas mientras se disponían a excavar un cortafuegos para impedir el avance del incendio forestal, combatidas por 250 uniformados y seis helicópteros, entre otros equipos. “Estamos devastados. Perdimos a 19 de las mejores personas que pueda uno conocer. Justo ahora estamos en crisis”, agregó el jefe de bomberos. “Mi comportamiento no lo refleja, pero estamos atravesando una doble crisis aquí”.

“Es el día más triste que puedo recordar”, dijo la gobernadora Jan Brewer en un comunicado. Los efectivos “estaban luchando contra el incendio de Yarnell, cerca de la localidad de Prescott, donde el fuego, que se movía a toda velocidad, tomó sus posiciones”.

Al menos 200 de las 500 viviendas de esa localidad han quedado dañadas por el fuego que arrasó unas 800 hectáreas de bosque, según informó el portavoz de la división forestal del estado de Arizona, Mike Reichling

El incendio forestal comenzó el pasado viernes, en medio de una ola de calor que azotó varios estados del suroeste de Estados Unidos como California, Nevada o Arizona con temperaturas de entre 35 y 45 grados, fuertes vientos y baja humedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here