Un poderoso sismo originado a baja profundidad sacudió el suroeste de China durante la noche, y causó la muerte de al menos una persona.

El temblor, que obligó a miles de residentes a acampñar a la intemperie mientras ‘esperaban’ las réplicas, dañó numerosos edificios, informaron autoridades el miércoles.

El sismo tuvo una magnitud de 6.0, y se registró en el área urbana de la ciudad de Weiyuan, provincia de Yunnan a las 21:49 horas (9:49 de la noche) del artes, cuando la mayoría de los residentes se encontraba ya en sus casas.

Al menos 324 personas sufrieron heridas, ocho de ellas de gravedad, informó el Gobierno de la provincia de Yunnan.

“El edificio se mecía terriblemente y se escuchaban crujidos. Los platos en la cocina se cayeron”, dijo Li Anqin, residente del pueblo de Weiyuan, a la agencia de noticias china Xinhua.

“Todos corrimos a la calle y ahora estamos acampando con otras personas”, explicó Li.

La agencia Xinhua informó que unas siete mil construcciones sufrieron daños.

El Servicio Geológico de Estados Unidos precisó que el sismo tuvo una magnitud de 6.0, y se originó a una profundidad de 10.3 kilómetros (6.3 millas).

Al tener epicentro a baja profundidad es muy probable que causara graves daños pero no había informes inmediatos de que hubiera causado gran destrucción.

Para la agencia nacional de monitoreo de sismos la magnitud fue de 6.6, apenas a cinco kilómetros (3.1 millas) de profundidad. Indicó que al sismo siguieron ocho réplicas, la más potente de ellas con una magnitud de 4.2.

El primer ministro chino Li Keqiang ordenó que se hiciera un esfuerzo extraordinario para asegurar el suministro de comida, agua y otras provisiones, así como para arreglar los daños a las vías de comunicación y los transportes.

EL pueblo más afectado fue Yongping, que se encuentra a cinco kilómetros (tres millas) del epicentro, donde varias casas se derrumbaron, señaló la agencia Xinhua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here