Una aparente discusión por un tema de apartamentos habría sido la causa de un tiroteo en un edificio de Hialeah, en Florida, la zona más latina de Miami, donde un hombre tomó como rehenes a los vecinos desde el viernes en la tarde hasta que murió a manos de la policía el sábado por la madrugada, confirmó un sargento a la Agencia France Press.

Italo Pisciotti, de 78 años, y Samira Pisciotti, de 68, murieron por un número indeterminado de disparos al interior de su apartamento, en el cuarto piso de un edificio en Hialeah.

Según informa la web de El Nuevo Herald, una tercera víctima fue hallada dentro del edificio. Familiares y amigos lo identificaron como Carlos Gavilanez, de 30 años, sin ninguna relación con los Pisciotti.

De acuerdo a la policía local, otras tres personas murieron, mientras que el sospechoso murió tras un intercambio a disparos con una unidad SWAT de la policía.

“Vi a mi mamá muerta. Ella murió al momento de recibir el disparo pero me parecía que mi papá aún estaba vivo. No pude ver más porque llegó la Policía y nos evacuó a todos. Yo escuché entre 15 y 20 disparos”, citó El Nuevo Herald a Shamira Pisciotti, hija de la pareja asesinada.

“Ellos fueron a ver a un inquilino que había puesto una queja. Al parecer él fue el que hirió a mi papá y mi mamá”, continuó la joven.

Se desconocen los motivos

“Seis personas inocentes murieron y también el sospechoso que inició esta situación”, dijo a la AFP el sargento Eddie Rodríguez, portavoz del Departamento de Policía de Hialeah, noroeste de Miami.

Rodríguez explicó que por ahora se desconocen los motivos del crimen y que las autoridades están empezando las labores de identificación de las víctimas.

“El incidente empezó después de las 18:30 locales de la tarde del viernes y terminó a las 2:30 de la mañana del sábado, cuando un equipo de la unidad SWAT de la policía invadió el edificio y entró al apartamento que se encontraba el sospechoso con una pareja de vecinos como rehenes”, indicó el sargento.

El portavoz de la policía precisó que la pareja de edad avanzada son las únicas víctimas identificadas hasta el momento. Eran los administradores (managers) del edificio y su hija se identificó como colombiana.

Según la información facilitada por la policía a los medios, las víctimas mortales son tres hombres y tres mujeres, indica por su parte la agencia Efe.

El sospechoso, finalmente abatido a tiros, mantuvo negociaciones durante la noche con la policía. Tras dar por fracasadas las negociaciones, la policía y equipos de las fuerzas especiales de los SWAT entraron en la zona donde se ocultaba el sospechoso y lograron salvar con vida a dos rehenes.

“El malo ha sido abatido, está muerto, ya no puede hacer daño a nadie más; ahora debemos averiguar exactamente qué es lo que ha pasado”, indicó a la televisión local de la CBS Carl Zogby, de la policía de Hialeah, citó Efe.

El edificio donde tuvieron lugar los hechos alberga a unas 90 familias, apunta El Nuevo Herald.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here