MIAMI. Una mujer del sur de Florida fue sentenciada a 13 años de prisión por operar centros telefónicos a través de los cuales se cometió fraude contra miles de hispanos.

La sentencia fue impuesta recientemente a María Luzula, de 52 años, quien se declaró culpable en octubre de 27 cargos federales. Los fiscales dijeron que Luzula manejaba una compañía con sede en Florida que tenía centros telefónicos en Perú.

A las víctimas se les decía que tenían deudas porque habían aceptado el envío de productos, cuando en realidad no lo habían hecho. Eran amenazadas con demandas y multas a menos que pagaran de inmediato un cargo para arreglar el asunto.

El hijo de 25 años de Luzula fue enjuiciado y un jurado lo declaró culpable por cargos similares de fraude y extorsión. Su audiencia de sentencia fue programada para el 25 de enero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here