Un tribunal de la región de Xinjiang, en el oeste de China, sentenció a muerte a 12 personas acusadas de los ataques terroristas que mataron a 37 personas en julio, informó la prensa estatal el lunes.

Agencia de noticias Xinhua dijo que la corte en Kashgar sentenció otras 15 personas a muerte con una suspensión de dos años, y nueve recibieron sentencias de cadena perpetua. La agencia señaló que otros 20 acusados recibieron penas de cuatro a 20 años.

De acuerdo con The Associated Press, Xinhua informó en agosto que atacantes armados con cuchillos y hachas asaltaron una estación de policía y oficinas del gobierno en Elixku antes de irse al poblado de Huangdi. La agencia indicó que la policía mató a 59 de los atacantes.

Sin embargo, la Asociación Uigur Estadounidense, con sede en Estados Unidos, asegura que la policía abrió fuego contra personas que protestaban por un operativo de seguridad contra musulmanes durante el Ramadán, matando a más de 20.

No es posible verificar lo que pasó debido a un estricto control de China sobre la región.

Las tensiones han empeorado entre la etnia musulmana uigur y los chinos han en Xinjiang. La violencia étnica ha cobrado cientos de vidas durante el último año.

Las autoridades chinas aseguran estar luchando contra terroristas separatistas en la región, pero grupos uigures dicen que Beijing ha suprimido su religión y cultura, y reprimido violentamente a los uigures que han expresado descontento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here