La Rusia del presidente Vladimir Putin muestra tener un vínculo controvertido y complicado con Internet; este jueves, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, anunció que Moscú está estudiando medidas para protegerse de posibles amenazas contra su ciberespacio provenientes de Occidente.

Empero, algunos opositores rusos, entre ellos el bloguero Antón Nossik, temen que esta sea una excusa para conseguir el control sobre todos los datos entrantes y salientes que transitan por la red.

Según Ansa Latina, la advertencia surgió en el diario liberal Vedomosti que informó este viernes que las autoridades rusas están estudiando la posibilidad de desconectar temporalmente el país de la red global de Internet en caso de situaciones de emergencia, tales como la guerra o disturbios masivos.

El lunes la tajante iniciativa será considerado nada menos que en el seno Consejo de Seguridad Nacional presidido por Putin. Peskov ha plantado una contradicción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here