Un informe indica que resultaron muertos cuatro ciudadanos libaneses, incluidos dos soldados, y que varios otros fueron raptados.

El primer ministro de Líbano, Tammam Salam, describió el asalto como un ataque flagrante al estado libanés.

El ejército señaló que tomará acciones firmes para evitar que el conflicto en Siria se extienda a Líbano.

La ciudad predominantemente sunita de Arsal es hogar de miles de refugiados que huyeron de la guerra en Siria.

El área ha sido escenario de tensiones regulares entre el ejército libanés y milicias sirias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here